TRASTORNOS PSICOSOMÁTICOS


Cuando gozamos de salud,
fácilmente damos consejos
a los enfermos

Tácito



Los trastornos psicosomáticos son una serie de problemas físicos que se ven empeorados por el estado emocional del paciente.

A veces, situaciones como el estrés producen una bajada de niveles de defensa que actúa como puente de entrada a diferentes trastornos físicos. Es frecuente que personas en período de estrés sufran un ataque de asma, ante un disgusto un diabético tenga una subida de azúcar, haya personas con elevados niveles de ansiedad que sufren de problemas intestinales o frecuentes dolores de cabeza.
Muchas personas se ciñen sólo a la "enfermedad física", tratándola, normalmente a través de medicación, pero no consideran el componente psicológico del problema, haciendo más fácil que su situación se cronifique.

ARTÍCULOS RELACIONADOS










TUS PROBLEMAS FISICOS PUEDEN TENER UN ORIGEN PSICOLÓGICO

Desde la sabiduría popular que nos cuenta "que los nervios se agarran al estómago", hasta el momento actual, el problema de los trastornos psicosomáticos es el mismo: causas psicológicas que producen cambios hormonales y neuroendocrinos que terminan afectando a determinados órganos del cuerpo humano (cada persona tiene un órgano diana).


Personas con problemas físicos repetitivos pueden tener problemas psicológicos, como ansiedad, estrés o depresión, que se están reflejando en sus dolencias. De esta forma estas personas, a pesar de acudir al médico una y otra vez buscando remedio, no encuentran una solución definitiva.

Si el historial médico de un paciente presenta dolencias físicas como exacerbaciones de asma no coincidentes con condiciones ambientales, frecuentes diarreas o episodios de estreñimiento persistente, dolores de cabeza repetitivos, alergias, alopecia areata, acné, etc; en un momento dado sería interesante investigar si existen causas psicológicas en la base del problema.

CÓMO LOS FACTORES PSICOLÓGICOS AFECTAN AL CUERPO

Actualmente se mantiene la idea de que los factores psicológicos tienen un peso decisivo en el inicio y mantenimiento de cualquier trastorno orgánico, de forma que alteraciones psicológicas o conductuales pueden afectar negativamente a la condición médica.


El DSM IV establece que los factores psicológicos pueden afectar adversamente una condición médica a través de las siguientes vías:

EMOCIONES Y TRASTORNOS PSICOSOMÁTICOS

Para explicar esta relación existen modelos psicofisiológicos y modelos conductuales de la salud.

Los modelos psicofisiológicos tratan de explicar la relación entre las emociones y la salud a través del mecanismo directo de acción fisiológica de las emociones y el estrés, demostrando la existencia del estrés, a través de una hiperreactividad fisiológica y en la acción sobre el sistema inmunológico.

Los modelos conductuales de la salud explican el componente emocional a través del daño directo sobre la salud por la exposición a situaciones y elementos peligrosos (alcohol, drogas, tabaco, etc), o a través de la falta de adherencia a la medicación.

La mayoría de los trastornos en los que participan las emociones y el estrés, tanto en su inicio como en su curso, son multifactoriales. La naturaleza de la mayor parte de estos trastornos es compleja, si un único factor responsable, por lo que es más apropiado hablar de factores de riesgo. Entre estos se encontrarían las emociones y el estrés y además todos los factores de riesgo interactúan entre ellos.

TRASTORNOS GASTROINTESTINALES COMO TRASTORNO PSICOSOMÁTICO

El sistema gastrointestinal se relaciona estrechamente con los procesos psicofisiológicos asociados al estrés, mediado en parte por la activación del sistema nervioso autónomo. 

Actualmente se trabaja con la idea de que los factores psicosociales juegan un papel fundamental en relación con los problemas gastrointestinales, entre los que se encontrarían:

. la úlcera péptica


. Síndrome de colon irritable


. Enfermedad inflamatoria intestinal

FACTORES ESTRESANTES Y SÍNDROME DE INMUNODEFICIENCIA ADQUIRIDA (SIDA)

La causa del sida se asocia al retrovirus denominado virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH), Desde el punto de vista biológico, se corresponde con un deterioro de la inmunidad celular que parece reflejarse en un descenso de los linfocitos T colaboradores/supresores. Las personas con sida suelen tener el doble de linfocitos T supresores que de linfocitos T colaboradores, mientras que en una función inmune normal, la proporción está invertida. 

También en personas con VIH se produce una menor actividad de las células NK y de los macrófagos.


El sida es una combinación compleja de diferentes enfermedades y síntomas como fiebre persistente o sudoración nocturna, fatiga, pérdida de peso y diarreas prolongadas. Igualmente el deterioro progresivo de la función inmunitaria se manifiesta con la aparición de neoplasias (sarcoma de Kaposi) o de infecciones oportunistas (neumonía, tuberculosis). 

TRASTORNOS PSICOSOMÁTICOS: ASMA BRONQUIAL

La respiración es un fenómeno estrechamente ligado con los fenómenos psicológicos, especialmente los que implican activación autónoma (estrés o ansiedad).



Una persona cuando tiene ansiedad tiene una respiración corta y rápida (de tipo clavicular), mientras que las personas deprimidas tienen una respiración larga, profunda y fatigosa.

El asma bronquial o trastorno obstructivo reversible de las vias áereas consiste en la constricción de los bronquios, lo que produce una dificultad respiratoria por el edema bronquial, secreciones y broncoconstricción. Es una enfermedad crónica que comienza en los primeros años de vida. 

TRASTORNOS PSICOSOMÁTICOS: ALERGIA, PROBLEMAS DE LA PIEL

La alergia se entiende como una reacción desproporcionada del sistema de defensa del organismo ante sustancias aparentemente inocuas (como el polen o el polvo). La alergia puede estar asociada a la acción de los linfocitos B (anticuerpos) o alteraciones en el funcionamiento de los linfocitos T.

Aunque se considera que la alergia tiene un componente hereditario, se ha demostrado la importancia de los factores emocionales, existiendo una asociación entre el estrés y el brote de reacciones alérgicas en personas predispuestas.

Muchos de los trastornos de la piel, como la neurodermatitis o dermatitis atópica, urticaria, prúrito, etc pueden poseer componentes de tipo alérgico.

PRINCIPALES ALTERACIONES DE LA PIEL Y ALERGIA VINCULADOS A FACTORES PSICOLÓGICOS


Eccema (Neurodermatitis)

Lesiones crónicas de la piel caracterizadas por eritema, vesícula, edema, comezón, liquenificación, exudación

Urticaria

Erupción de placas, ronchas, dermografismo, picor, dilatación de los capilares

Psoriasis

Placas rojas generalmente amplias con escamas blancas o grisáceas, sensación de calor más que de picor. Frecuente en brazos, piernas, espaldas y cara/cuello

Alopecia areata

Pérdida parcial de cabello, generalmente en formas circulares, muchas veces como consecuencia de estrés

Rinitis alérgica

Dilatación vascular, inflamación o incremento de la secreción en la membrana de las mucosas nasales.

TRASTORNOS PSICOSOMÁTICOS: DEBILITAMIENTO DEL SISTEMA INMUNE

Existe una estrecha relación entre los fenómenos conductuales y los mecanismos nerviosos, endocrinos e inmunológicos.

El estrés puede alterar algunos parámetros específicos del funcionamiento inmunológico, resultando una alteración de índole inmunosupresiva. Por ello, es muy posible que aquellos trastornos que están en relación con la actividad del sistema inmune, como el cáncer, asma y las enfermedades infecciosas, puedan estar estrechamente relacionadas con el efecto perjudicial del estrés.

EL SISTEMA INMUNE


El sistema inmune es el complejo más importante que tiene el cuerpo para defenderse de las enfermedades adquiridas. Su misión es identificar y eliminar las sustancias extrañas que entran en contacto con el organismo. Algunas de estas sustancias son los antígenos, que incluyen virus, bacterias, parásitos y hongos.

PSICOLOGÍA Y CÁNCER

EL CÁNCER

El cáncer es el resultado de un crecimiento descontrolado de las células del organismo. Las células cancerígenas se dividen y crecen de forma incontrolada por la alteración en el mecanismo que inhibe la reproducción celular. Además, son incapaces de autorregularse de forma adecuada de manera que la masa de tejido que forman no se parece a un tejido normal.

Los tumores benignos tienden a comprimir a los tejidos normales que les rodean, pero no crecen penetrando en su interior, mientras que las células de un tumor maligno penetran y se extienden por el interior de los tejidos sanos del organismo, pasando a través de la corriente sanguínea o de los canales linfáticos a otras áreas en donde se establecen nuevos tumores.


TRASTORNOS PSICOSOMÁTICOS Y DIABETES MELLITUS

La diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes. Se produce por una alteración del metabolismo de la glucosa, originada a partir de una actividad insulínica deficiente.

Hay dos tipos de diabetes, y el criterio diferenciador entre ambos es la necesidad o no de aporte externo de insulina

CARACTERISTICAS DIABETES TIPO I


- Comienza en niños y adolescentes

- Falta de insulina endógena

- Deterioro pancreático: infección viral, genético

- Diabetes dependiente de insulina

- Necesidad de insulina exógena

- No hay control en principio de dieta y ejercicio

- Control por administración de insulina